16 de marzo de 2018

INICIO > LATINOAMERICA > Perú

“Ave Fénix” penal de Canto Grande.

PERU: LITERATURA EN LOS AÑOS DE GUERRA INTERNA

2 de septiembre de 2007

MANIFIESTO

Nosotros, intelectuales, escritores y demás trabajadores en arte, actualmente en prisión por causales político-sociales, ante el nefasto papel de la superpotencia imperialista EEUU en el plano internacional, y convencidos de la necesidad de participar en el debate y planteamientos de soluciones que sirvan a forjar la nacionalidad peruana y a los intereses del pueblo, nos pronunciamos:

1. La literatura y el arte, así como la cultura, tienen origen social y carácter de clase. Toda manifestación artística y cultural sirve de una manera u otra a determinadas clases sociales. No existe ni arte ni literatura por encima de los intereses y conflictos de clase en una sociedad donde el pueblo pugna por liberarse de la opresión y la explotación.

2. El arte y la literatura, cuando son auténticos, sirven como instrumentos de transformación del mundo a las inmensas mayorías, en su incesante lucha por desarrollar la sociedad y elevarla hacia otra nueva y superior, más solidaria, antagónica-mente distinta a la actual basada en la propiedad privada y acumulación de unos cuantos y la existencia de millones y millones de desposeídos.

3. Pugnamos por un arte y una cultura nacional, científica y de masas. Nacional por ser antiimperialista y que contribuya a culminar la formación de la nación peruana; científica porque lucha contra toda clase de supersticiones feudales que enceguecen a nuestro pueblo; y de masas porque sirvan al pueblo, principalmente obreros, campesinos y demás trabajadores. Construir un arte y cultura nuevos sólo es posible combatiendo expresiones artísticas y culturales decadentes que no arrastran sino profundos signos de crisis espiritual de una burguesía anti-nacional, retrógrada y antihistórica, así como la descomposición y hundimiento de un sistema caduco que hace mucho tiempo no responde ya a las necesidades de las inmensas mayorías y más bien sofrena su pacidad transformadora.

4. Llamamos a persistir en la lucha por la democratización de la sociedad peruana como centro de las luchas populares crecientes, lucha aún no comprendida cabalmente ni asumida como corresponde por la mayor parte de los intelectuales y artistas del país, y a cuyo esfuerzo deben adherirse como parte del pueblo, comprendiendo que actualmente dicha lucha consiste en la defensa irrestricta de los derechos fundamentales; el cambio de actuales leyes restrictivas; nueva constitución; reconquista de leyes laborales que han sido barridas, así como demandas legales y reivindicativas que son negadas sistemáticamente por el actual régimen, y desenmascarar el carácter entreguista de la burguesía peruana que se opone a desarrollar la industria en el Perú y ha llevado a la nación a una situación de riesgo creciente de ser despedazada.

5. Estamos porque el pueblo se exprese plenamente, sin restricciones, por lo que condenamos la persecución sistemática del Estado a los intelectuales que asumen visiones distintas a los pensamientos predominantes del sistema y sus acólitos, puesto que se reeditan nuevamente viejas prácticas antidemocráticas de negar el derecho inalienable del pueblo a la libertad de expresión, pensamiento y conciencia bajo la burda bandera de "apología del terrorismo" y otras deleznables figuras jurídicas con el solo afán de silenciar las críticas, las denuncias, los emplazamientos de fondo al sistema y sus mantenedores, obsecuentes y aplicadores del neoliberalismo, la globalización, y planes militares imperialistas.

6. Denunciamos a la opinión pública nacional e internacional la imposición de un régimen penitenciario inicuo que apunta a un mayor aislamiento y regresión social de los internos al amparo de una legislación inconstitucional de odio y venganza que por todos los medios impide, la reincorporación de los prisioneros políticos a la vida social pese a haber cumplido ya 12, 15, hasta 18 años de carcelería en las peores condiciones, mientras que a los genocidas, corruptos y demás lacras del Estado se les premia con arresto domiciliario o se les libera en corto tiempo mediante artimañas descaradas.

7. Reivindicamos nuestro derecho a participar en la vida política del país de acuerdo a las normas vigentes (Art. 35º de la Constitución Política y Art. 19º de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de la ONU).

8. Rechazamos la agresión imperialista que linda con el genocidio del régimen guerrerista de Bush contra los pueblos de Irak y Afganistán y reafirmamos nuestra solidaridad con los heroicos pueblos que resisten e infligen derrotas al soberbio coloso yanqui podrido de pies a cabeza.

PRESENTACIÓN

¿Qué sucedió en el país durante los 80 y 90? ¿Cómo influyó la guerra interna en la literatura peruana? ¿Qué trascendencia tiene hoy? Interrogantes que mueven inquietudes en busca de respuestas. Necesidad de investigación como aproximación al problema. Así, desde formas embrionarias de cómo tratábamos de comprender esa realidad vivida por los artistas, escritores, nos llevaron a plasmar un conversatorio en el que se intercambiaron ideas, criterios, posiciones sobre la Literatura Peruana en los ’80 y ’90 y sus perspectivas.

Este conversatorio afrontaba dos realidades : 1) En la parte del movimiento insurgente, el problema era y sigue siendo complejo, pues no había (y aún no está resuelto) un balance como critica sobre arte y literatura en las décadas de guerra. Tampoco estudios (ensayos, monografías, artículos, etc.) para dilucidar las interrogantes. Por tanto, debíamos aportar a solución.

2) En el ámbito nacional, el estudio crítico del problema es aún incipiente. En prisión desconocíamos en buena medida investigaciones y otros trabajos al respecto.

Así, el conversatorio surgió como perentoria exigencia para enjuiciar dicha realidad, y como todo en la vida, con un conjunto de peripecias para concretarlo, entre otras, la posposición del evento programado para el 16 de julio del 2003 (Día de la "Resocialización del Interno") porque la PNP y el INPE nos agasajaron con una requisa. Finalmente, se hizo posible: Un extraordinario encuentro con los escritores que se atrevieron a vencer los muros del presidio. Conversatorio que ha tratado de aportar con un grano de arena a tan candente debate.

En ese sentido quedamos profundamente agradecidos a los intelectuales que se dieron cita en el evento, a todos los participantes por su valiosa atención o intervención. Sabemos que aún quedan diversas interrogantes pero tenemos la convicción de ir absolviéndolas en un proceso.

Finalmente quedan, pues, estimado lector en sus manos, una síntesis de las intervenciones. Quedamos, asimismo, en aras de ir profundizando en el tema, que nos honre con sus criticas, sugerencias y aportes o, si fuera posible, con bibliografía, que nos será de suma utilidad.

los de acuerdo a la posición y actitud que cada uno asume.

•Consideramos incorrecto el autoaislamiento, la actitud ostracista y disidente que deja la plaza libre a los acólitos del neoliberalismo y la globalización. Debemos más bien desarrollar la crítica en función de fortalecer lo que de avanzado expresa cada clase del pueblo y que sirve al desarrollo social y al mismo tiempo corregir trabas feudales, visiones parciales, subjetivas, oscurantistas o pasadistas. Recuérdese que Vargas Llosa imputa precisamente a Arguedas en "La Utopía Arcaica" pretender la permanencia en el pasado. Así ataca a quienes asumen la defensa de la nación y busca allanar el camino proimperialista. Colchado arriesga concesiones en ese sentido. El Indigenismo de ayer no puede ser retomado tal cual. No se trata de contraponer razas sino proyectos de clase en un nuevo marco nacional e internacional.

•Llamamos a los intelectuales y artistas a atreverse a pensar, decir y actuar en función de seguir esclareciendo temas fundamentales como el abordado y tender a la constitución de un frente cultural en servicio del camino democrático.

MARCO INTRODUCTORIO

(Expuesto por un miembro de la Agrupación Cultural Ave Fénix)

El siglo XX ha sido estremecedor. Dos guerras mundiales de rapiña significaron la mayor carnicería humana y reparto del mundo. A la primera sucede el triunfo de la Revolución de Octubre; a la segunda, trascendentales cambios políticos y sociales: Un poderoso Movimiento de Liberación Nacional que remece el mundo, en particular Asia y África, y como parte de éste el triunfo de la Revolución China el 49, que va a significar que el país más poblado de la tierra pase al campo socialista. Posteriormente el triunfo de la Revolución Cubana va a reperc u tir indiscutiblemente en toda América. El Socialismo, la Revolución van a adherir una opinión favorable a nivel mundial y poner, en consecuencia, en primer plano entre los círculos intelectuales de Europa y América Latina el tema del compromiso social del escritor. En Europa de la post guerra gran parte de la intelectualidad asumía posiciones de izquierda y el arte manifestaba por eso en sus di versas facetas un contenido social (baste mencionar el neorrealismo en el cine italiano).
PRESENTACIÓN

¿Qué sucedió en el país durante los 80 y 90? ¿Cómo influyó la guerra interna en la literatura peruana? ¿Qué trascendencia tiene hoy? Interrogantes que mueven inquietudes en busca de respuestas. Necesidad de investigación como aproximación al problema. Así, desde formas embrionarias de cómo tratábamos de comprender esa realidad vivida por los artistas, escritores, nos llevaron a plasmar un conversatorio en el que se intercambiaron ideas, criterios, posiciones sobre la Literatura Peruana en los ’80 y ’90 y sus perspectivas.

Este conversatorio afrontaba dos realidades: 1) En la parte del movimiento insurgente, el problema era y sigue siendo complejo, pues no había (y aún no está resuelto) un balance como critica sobre arte y literatura en las décadas de guerra. Tampoco estudios (ensayos, monografías, artículos, etc.) para dilucidar las interrogantes. Por tanto, debíamos aportar a solución.

2) En el ámbito nacional, el estudio crítico del problema es aún incipiente. En prisión desconocíamos en buena medida investigaciones y otros trabajos al respecto.

Así, el conversatorio surgió como perentoria exigencia para enjuiciar dicha realidad, y como todo en la vida, con un conjunto de peripecias para concretarlo, entre otras, la posposición del evento programado para el 16 de julio del 2003 (Día de la "Resocialización del Interno") porque la PNP y el INPE nos agasajaron con una requisa. Finalmente, se hizo posible: Un extraordinario encuentro con los escritores que se atrevieron a vencer los muros del presidio. Conversatorio que ha tratado de aportar con un grano de arena a tan candente debate.

En ese sentido quedamos profundamente agradecidos a los intelectuales que se dieron cita en el evento, a todos los participantes por su valiosa atención o intervención. Sabemos que aún quedan diversas interrogantes pero tenemos la convicción de ir absolviéndolas en un proceso.

Finalmente quedan, pues, estimado lector en sus manos, una síntesis de las intervenciones. Quedamos, asimismo, en aras de ir profundizando en el tema, que nos honre con sus criticas, sugerencias y aportes o, si fuera posible, con bibliografía, que nos será de suma utilidad.

los de acuerdo a la posición y actitud que cada uno asume.

•Consideramos incorrecto el autoaislamiento, la actitud ostracista y disidente que deja la plaza libre a los acólitos del neoliberalismo y la globalización. Debemos más bien desarrollar la crítica en función de fortalecer lo que de avanzado expresa cada clase del pueblo y que sirve al desarrollo social y al mismo tiempo corregir trabas feudales, visiones parciales, subjetivas, oscurantistas o pasadistas. Recuérdese que Vargas Llosa imputa precisamente a Arguedas en "La Utopía Arcaica" pretender la permanencia en el pasado. Así ataca a quienes asumen la defensa de la nación y busca allanar el camino proimperialista. Colchado arriesga concesiones en ese sentido. El Indigenismo de ayer no puede ser retomado tal cual. No se trata de contraponer razas sino proyectos de clase en un nuevo marco nacional e internacional.

•Llamamos a los intelectuales y artistas a atreverse a pensar, decir y actuar en función de seguir esclareciendo temas fundamentales como el abordado y tender a la constitución de un frente cultural en servicio del camino democrático.

PRESENTACIÓN

¿Qué sucedió en el país durante los 80 y 90? ¿Cómo influyó la guerra interna en la literatura peruana? ¿Qué trascendencia tiene hoy? Interrogantes que mueven inquietudes en busca de respuestas. Necesidad de investigación como aproximación al problema. Así, desde formas embrionarias de cómo tratábamos de comprender esa realidad vivida por los artistas, escritores, nos llevaron a plasmar un conversatorio en el que se intercambiaron ideas, criterios, posiciones sobre la Literatura Peruana en los ’80 y ’90 y sus perspectivas.

Este conversatorio afrontaba dos realidades: 1) En la parte del movimiento insurgente, el problema era y sigue siendo complejo, pues no había (y aún no está resuelto) un balance como critica sobre arte y literatura en las décadas de guerra. Tampoco estudios (ensayos, monografías, artículos, etc.) para dilucidar las interrogantes. Por tanto, debíamos aportar a solución.

2) En el ámbito nacional, el estudio crítico del problema es aún incipiente. En prisión desconocíamos en buena medida investigaciones y otros trabajos al respecto.

Así, el conversatorio surgió como perentoria exigencia para enjuiciar dicha realidad, y como todo en la vida, con un conjunto de peripecias para concretarlo, entre otras, la posposición del evento programado para el 16 de julio del 2003 (Día de la "Resocialización del Interno") porque la PNP y el INPE nos agasajaron con una requisa. Finalmente, se hizo posible: Un extraordinario encuentro con los escritores que se atrevieron a vencer los muros del presidio. Conversatorio que ha tratado de aportar con un grano de arena a tan candente debate.

En ese sentido quedamos profundamente agradecidos a los intelectuales que se dieron cita en el evento, a todos los participantes por su valiosa atención o intervención. Sabemos que aún quedan diversas interrogantes pero tenemos la convicción de ir absolviéndolas en un proceso.

Finalmente quedan, pues, estimado lector en sus manos, una síntesis de las intervenciones. Quedamos, asimismo, en aras de ir profundizando en el tema, que nos honre con sus criticas, sugerencias y aportes o, si fuera posible, con bibliografía, que nos será de suma utilidad de acuerdo a la posición y actitud que cada uno asume.

•Consideramos incorrecto el autoaislamiento, la actitud ostracista y disidente que deja la plaza libre a los acólitos del neoliberalismo y la globalización. Debemos más bien desarrollar la crítica en función de fortalecer lo que de avanzado expresa cada clase del pueblo y que sirve al desarrollo social y al mismo tiempo corregir trabas feudales, visiones parciales, subjetivas, oscurantistas o pasadistas. Recuérdese que Vargas Llosa imputa precisamente a Arguedas en "La Utopía Arcaica" pretender la permanencia en el pasado. Así ataca a quienes asumen la defensa de la nación y busca allanar el camino proimperialista. Colchado arriesga concesiones en ese sentido. El Indigenismo de ayer no puede ser retomado tal cual. No se trata de contraponer razas sino proyectos de clase en un nuevo marco nacional e internacional.

• Llamamos a los intelectuales y artistas a atreverse a pensar, decir y actuar en función de seguir esclareciendo temas fundamentales como el abordado y tender a la constitución de un frente cultural en servicio del camino democrático.

MARCO INTRODUCTORIO

(Expuesto por un miembro de la Agrupación Cultural Ave Fénix)

El siglo XX ha sido estremecedor. Dos guerras mundiales de rapiña significaron la mayor carnicería humana y reparto del mundo. A la primera sucede el triunfo de la Revolución de Octubre; a la segunda, trascendentales cambios políticos y sociales: Un poderoso Movimiento de Liberación Nacional que remece el mundo, en particular Asia y África, y como parte de éste el triunfo de la Revolución China el 49, que va a significar que el país más poblado de la tierra pase al campo socialista. Posteriormente el triunfo de la Revolución Cubana va a reperc u tir indiscutiblemente en toda América. El Socialismo, la Revolución van a adherir una opinión favorable a nivel mundial y poner, en consecuencia, en primer plano entre los círculos intelectuales de Europa y América Latina el tema del compromiso social del escritor. En Europa de la post guerra gran parte de la intelectualidad asumía posiciones de izquierda y el arte manifestaba por eso en sus di versas facetas un contenido social (baste mencionar el neorrealismo en el cine italiano).

Lima - Perú, agosto 2007

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)