10 de agosto de 2014
edicion 438
Información y análisis de América Latina y del mundo

Cartas desde Pisco (PERU).

CRONICA DE UN DRAMA Y DE LA INJUSTICIA EN PERU

Martes 28 de agosto de 2007

Amigos, las personas que me han enviado este mensaje indignado e indignante son personas serias y muy comprometidas; esto no es una crítica ideológica... es la voz de gente que está allá, viviendo el problema. Por estas cosas es que muchos hemos preferido canalizar la ayuda por canales alternativos, para que se distribuya por las organizaciones de la propia población, laborales o de iglesia. Puede que haya algo de subjetividad en las cifras pero no en el fondo. Saludos. To: viruconderechos@yahoo.com.mx

Alberto


Mensaje reenviado ----

Estimados amig@s: con la espalda aun adolorida y a unas horas de partir a la ciudad de Pisco y alrededores a apoyar como parte del equipo del Programa de Bibliotecas Comunales Solidarias, les reenvio una carta escrita por un amigo, Jorge del Pozo, que se encuentra allá apoyando desde el jueves, la cual nos grafica cual es la situación en esa ciudad y las mentiras a las cuales nos tienen acostumbrados nuestros gobernantes. Janos Igor Alfaro Méndez / Bibliotecólogo / 93465221 (Claro) / visite pbcs.nireblog.com ......................................

Por: Jorge del Pozo

Pisco apesta a muerte, a desolación. Pero mas que por los cientos de muertos que aún ahora mismo, mientras lees esta carta, están bajo los escombros del barrio de Leticia o la alameda o San Andrés, mas que por esos cadáveres que en algunos casos humedecidos por la salida del mar expelen un olor fétido, mas que por el olor de los escombros, mezclado con el olor de la carne humana putrefacta, Pisco apesta a muerto por la estupidez ignominiosa de este Estado incapaz, mentiroso y corrupto. Nuestro presidente dijo el mismo dia del desastre que casi no había victimas humanas. Primera mentira, SOLO EN PISCO HAY MAS DE MIL MUERTOS,YO LOS VI, POR LOS MENOS LOS OLI.

Y después de eso, miles de mentiras tras mentiras. Primero, Pisco no recibe la ayuda toda la ayuda que se manda, los nueve lugares que el mismo Estado ha establecido, no tienen agua, ni víveres ni carpas. En el comando operativo ubicado en el aeropuerto no tienen ni la capacidad de dar seguridad a los camiones de víveres. Hoy en la mañana tuve que canjear tres cajas de latas de atún por ayuda policial para poder mover un camión con víveres, pues la policía en Pisco no tiene que comer, y cuando la prensa le recrimina al general del ejército sobre el pandillaje y los saqueos, el general dice que la policía es la responsable. Mentira, nadie es responsable de nada en Pisco, ni siquiera los muertos podridos son los responsables del fétido olor de la ciudad, apesta así por los generales incapaces, y los ministros incapaces y los politicos y peor aún los incapaces, corruptos.

Tengo 4 dias viendo en las calles de Pisco a CARLOS ARANA, el corruptisimo íntimo de Mantilla y de Garrido Lecca. CARLOS ARANA DESPACHA TODA LA AYUDA DE COFOPRI, EL BANCO DE MATERIALES Y EL MINISTERIO DE VIVIENDA. Qué hace este sujeto ahí?, si ni siquiera es funcionario del Estado, por lo menos eso es lo dice este Estado mentiroso. No presidente, no soy un mal intencionado, soy alguien que está hace cuatro días repartiendo víveres y agua en Pisco y que veo lo que usted nunca vio pues sólo conoce la iglesia de San Vicente de Pisco donde también hay cadáveres apestando, pero apestando menos que su impudicia y sus mentiras. Escribo estas líneas agradecido con Dios por la vida y por la solidaridad de un pueblo que empieza a levantarse, feliz de poder dar un poco de mi a tanta gente tan desolada, tan abandonada, tan engañada, con rabia por eso, con mucha rabia, pero con la secreta esperanza que Pisco habrá de levantarse aún contra sus propias autoridades, a pesar de Alan, sus generales, sus ministros, a pesar de Arana. Ayer vi que volvía a restablecerse el comercio informal, donde hay negocio hay vida, ayer un policía me ayudó gratis a pesar de no tener comida, no haber dormido cuatro días y tener una hermana muerta, hoy supe que en los almacenes de Lima se acabó el agua porque los limeños la compraron para donarla. Pisco se levantará como sobrevivió este país durante siglos, a pesar de la pestilencia y la incapacidad de los que mal lo dirigen. Ayúdemos a nuestros hermanos del sur, no sólo con agua y víveres sino con la verdad difundiendo estas cosas boca a boca. Ayúdemos a que cese el hedor de Pisco, no vaya hacer que nuestra agua y nuestros víveres terminen por enriquecer al algun corrupto, que lamento decirlo, sin poder respirar, con lágrimas en los ojos, es lo más probable.

Jorge del Pozo